La mejor acción con una Vending Machine de la historia

vending 2

Para qué negarlo: de las acciones publicitarias con Vending Machines ya estamos todos bastante podridos. Pero esta es tan rara, tan atípica, que ni siquiera se la puede calificar de acción. Por otra parte, no parece serlo. La máquina está en una esquina de Seattle y parece salida de los años 70; incluso ya está algo oxidada. Entrega latas de gaseosa por 75 centavos de dólar pero nadie sabe quién la instaló, quién repone las latas ni quién se lleva el dinero recaudado. De todos modos, la gente sigue poniendo monedas y llevándose las bebidas: la máquina jamás se queda sin mercadería.

La selección de bebidas disponibles es limitada. Según parece, antes las marcas aparecían en la botonera: Coca-Cola, Mountain Dew, Pepsi y Barq’s; esta última es una marca de esa asquerosidad que los estadounidenses llaman “root beer”. Pero había otro botón con la leyenda “?Mystery?” (sic) que, en general, no entregaba ninguno de estos productos. Según un medio local, después de haber depositado cinco dólares en la máquina salieron seis marcas diferentes de gaseosas, entre ellas Nestea de frambuesa, Hawaiian Punch y Fanta de uva, ninguna de las cuales tenía su propio botón en el artefacto. Los ocultos dueños de la máquina decidieron luego cambiar todos los botones a “Mystery”, se supone que debido a que la gente siempre apretaba ese botón. Esa es la versión de la Vending Machine que se muestra en el blog Coca-Cola Unbottled, del sitio de Coca-Cola; allí se sostiene que para muchos la máquina está “embrujada” (ah, con razón) ya que viene entregando latas desde hace más de 15 años y nunca nadie fue testigo de la reposición de mercadería.

Lógicamente, un halo de misterio rodea a la máquina, que ya se ha convertido en un punto de atracción para turistas y para la misma gente de Seattle; todos ellos elaboran teorías sobre el origen y mantenimiento de la Vending Machine Misteriosa, que hasta tiene su propia página en Facebook (a la que se puede acceder mediante un código QR que aparece en la misma máquina). Sin embargo, el enigma sigue sin ser revelado. Yo tengo la ilusión de que eventualmente alguna marca salga a decir “Fuimos nosotros y lo hicimos por tal o cual razón”. Aunque tal vez sea mejor que el misterio no se resuelva nunca. Esa sí que sería una acción original.

(Fuente: Slate; Atlas Obscura; Coca-Cola Unbottled)

Anuncios