Simpatía por Kali: el logo de los Rolling Stones

Rolling-Stones-Wallpaper-classic-rock-17732124-1024-768

Hoy es muy raro que una banda de rock carezca de un logotipo. En 1969, sin embargo, no era tan común que una banda encargara su propio logo; más aún, era muy innovador.

Y eso es exactamente lo que hizo Mick Jagger, legendario cantante de los no menos legendarios Rolling Stones: llamó al Royal College of Art de Londres buscando algún estudiante de arte capaz de crear una gráfica para el próximo álbum de la banda. A Mick le gustó el trabajo de John Pasche, un diseñador de 24 años, y le pagó 50 libras (unos 77 dólares) para que dibuje un logo. Parece que Jagger quería algo parecido a Kali, la diosa hindú de la energía infinita, una de las más temidas de la India y representada como una mujer desnuda y feroz que, por alguna razón, siempre está sacando la lengua.

kali

Al principio, Pasche pensó que esa imagen resultaría antigua, porque se la iba a relacionar con el furor por la cultura india que caracterizó a los ya finalizados años 60. Pero dos hechos lo hicieron cambiar de opinión: uno fue encontrarse con bellas ilustraciones de Kali; el otro, encontrarse con Jagger en persona. El diseñador contó luego que al conocer al cantante, lo primero que uno nota es el enorme tamaño de sus labios y su boca. El logo surgió de esos dos elementos, y Pasche lo plantó en blanco y negro; el rojo le fue agregado luego por el también diseñador Craig Braun y su equipo.

El nombre original del logo diseñado por Pasche era “Tongue and Lips” (“Lengua y Labios”) pero luego algunos le acortaron el título para llamarlo “Hot Lips” (“Labios Calientes”). Y se convirtió, desde luego, en el ícono más famoso del rock, entre otras razones porque muchos consideran que es la misma esencia de la banda resumida en una única referencia visual.

superbowl stage

El logo de los Stones debutó en el álbum “Sticky Fingers”, de 1971, cuya célebre tapa con una bragueta fue diseñada por Andy Warhol. El disco contenía, entre otros temas, “Brown Sugar” y “Dead Flowers”. Hoy, la imagen sigue identificando a los Stones, y hasta fue la base del escenario cuando la banda tocó en el entretiempo del SuperBowl de 2006. Para sorpresa de nadie, en una encuesta online realizada en 2008 fue votado como el mejor logo de una banda de rock de la historia. No parece exagerado, ¿no?

(Fuentes: Adweek, Muy Interesante, Wikipedia)

¿Y si hacemos un pitch de clientes?

120730.pitch_

Las quejas por las marcas que convocan a un pitch de agencias crecen en todo el mundo, y en particular en América Latina, donde ya son varios los que se niegan a participar con diversos argumentos, todos ellos bastante atendibles. Que no es justo, que nunca hay tiempo suficiente, que piden trabajo que luego no pagarán (excepto a la agencia ganadora, y esto tampoco es seguro), que las reglas no son claras, y un voluminoso etcétera.

Aquellos que hemos participado en un pitch, ya sea local, regional o global, sabemos que en mayor o menor medida, todas estas quejas están basadas en la realidad. También sabemos que intervenir en un pitch tiene su lado positivo, aunque más no sea como un entrenamiento generador de adrenalina. Desde luego, hay una gran diferencia entre un pitch para ganar una cuenta y uno para retener un cliente cuya pérdida significaría un desastre para la agencia.

Ahora, lo que no hay, o al menos yo nunca lo he oído mencionar, es un pitch de clientes. Esto es, una agencia que solicite a varias empresas información sobre su marca, su personal, sus métodos. Imaginemos, por ejemplo, una agencia que no trabaja para ninguna marca de autos y quiere comenzar a hacerlo. Entonces envía un pliego con un cuestionario a las empresas del rubro con la exigencia de devolverlo completo en el término de 5 días hábiles, no más. ¿Cuáles serían esas preguntas? Van algunas sugerencias:

  • La Marca

¿Cuál es el valor de su marca? ¿Cómo se define, cuál es su propósito, cómo se relaciona con el público? ¿Es flexible en términos de comunicación, es audaz, es innovadora o es tradicional? ¿Es local, regional, global? ¿Ha provocado alguna catástrofe ecológica en los últimos años? ¿Posee talleres clandestinos en, por ejemplo, Malasia? ¿Invariablemente exige aumentar el tamaño del logo?

  • El Equipo

¿Quiénes integran su equipo de Marketing? ¿Cuáles son sus antecedentes y capacidades? ¿Son abiertos a nuevas ideas? ¿Tienen buenos modales, son respetuosos aun dentro de la exigencia? ¿Qué entrenamiento han tenido para dar devoluciones a propuestas creativas? ¿Con qué frecuencia dicen “no me gusta”? ¿Cómo se constituye la cadena de aprobaciones? ¿Cuántas personas deben aprobar una campaña para que salga? Las personas con poder de decisión, ¿asisten a la primera presentación? ¿Quién tiene mayor peso en la empresa, Marketing o Legales? ¿Cuál es la proporción de personas físicamente muy atractivas en el equipo? ¿Hay fotos? ¿Las pueden cargar en este pen drive?

  • Finanzas

¿Cuál fue la última facturación anual de la compañía? ¿Cuál es su habitual sistema de remuneración a la agencia? ¿Cómo se llama el Director Financiero? ¿Nos pasan su celular? Si lo llamamos, ¿atiende? ¿Cada cuánto suelen renegociar el fee? ¿Acostumbran hacer pitch de agencias? Si es así, ¿lo pagan?

  • El Trabajo

¿Hay brief? ¿Contiene la información que debe tener, dejando al mismo tiempo espacio para explorar otros caminos? ¿Hay reunión de brief? ¿Hay tiempo para trabajar? ¿Todo es urgente? ¿Siempre? ¿Cuántas líneas creativas exigen? ¿Saben qué es un Frankenstein? ¿Suelen pedirlo? ¿Cuál es la política de la marca con respecto a los festivales publicitarios? ¿Comparten resultados de las campañas? ¿Hacen tarjeta para saludar a fin de año? ¿Con cuánta anticipación la piden? ¿Cuánta gente debe aprobarla? ¿Hay servicio de catering previsto para las reuniones? ¿Puede ser sushi? Si es mucha molestia, con unos sandwichitos estamos bien.

En fin, estas son solo algunas preguntas que se me ocurren para el pliego. Siéntanse libres de agregar las que deseen así le vamos dando forma a esta idea. Aunque seamos francos: esto nunca va a suceder.

Pero resulta divertido imaginarlo. ¿O no?

Memes: las ideas como organismos

meme

Todos somos capaces de reconocer un meme. Los vemos a diario, nos llaman la atención, los compartimos. Modas, frases, imágenes, gifs y hasta canciones y pasos de baile que de repente aparecen en todos lados, principalmente en Internet para ser luego reproducidos en los noticieros televisivos. El significado del meme va más allá de la sonrisa que en general nos despierta. Y conocer el origen de la palabra ayuda a descubrir sus connotaciones.

Richard Dawkins es un biólogo inglés especializado en evolución. En 1976, hace la friolera de 39 años, publicó un libro llamado “The Selfish Gene” (“El gen egoísta”). Dawkins se preguntó si las ideas no serán como organismos, es decir, que se reproducen y sufren mutaciones. El biólogo afirma que la vida se basa en la repetición, pero a diferencia de las células, las ideas no necesitan una base química para sobrevivir: comienzan en un solo lugar, el cerebro, y se despliegan saltando de una “nave” a otra, siempre buscando atención. Algunas ideas son más exitosas, tal vez debido a que incluyen verdades, mientras que otras mueren lentamente.

Dawkins necesitaba un nombre para este concepto, y propuso llamarlo “mimeme”, palabra griega que significa “algo que se imita o replica”. De inmediato decidió acortar la palabra a la expresión “meme”, ya que suena parecida a “gen” (en inglés, meme se pronuncia “mim” y gen se pronuncia “yin”). El científico aseguró que, de este modo, el término se podía relacionar tanto con el vocablo “memoria” como con la palabra francesa “même” (“mismo”).

Según él, los memes se replican y circulan por la cultura humana de igual manera que los genes, con la misma lógica que en el proceso evolutivo. Está claro que en aquel entonces Dawkins no podía imaginar las posibilidades que ofrece Internet para que los memes sean creados, mejorados e imitados, y continúen circulando en diversas mutaciones. Pero hoy aceptó la apropiación de su teoría para definir gran parte de lo que se encuentra online.

Falta saber qué opina del Grumpy Cat.

(Fuente: Mental Floss, infotechnology.com, Know Your Meme)