7 historias que Stephen King no quiere publicar

King

Stephen King lleva más de 300 millones de libros vendidos, y sigue escribiendo más rápido de lo que uno puede leer, por lo que suena dudoso que no quiera publicar alguna obra. Sin embargo, hay algunas que, según parece, jamás saldrán a la luz. Entre ellas, estas siete:

  • The Aftermath (“El resultado”)

El maestro completó su primera novela cuando tenía solo 16 años; la obra tiene unas escasas 50.000 palabras, casi nada en comparación con algunos mamotretos que escribió después. La novela ocurre luego de una guerra nuclear: un joven trata de sabotear el Sun Corps, una fuerza militar que en realidad es una raza de extraterrestres llamados Denebianos. King opina que es un trabajo juvenil y por eso no desea publicarlo. De todos modos, “The Aftermath” está en el célebre Archivo Fogler de la Universidad de Maine. Pueden leerla allí, siempre y cuando obtengan un permiso del mismísimo King.

  • I Hate Mondays (“Odio los lunes”)

El maestro ha colaborado con otros escritores en unas pocas obras (Peter Straub, por ejemplo, o Chris Carter, creador de los “X-Files”) y esto incluye a sus hijos Joe y Owen. Cuando este último era chico escribió este cuento junto con su padre. En “I Hate Mondays”, dos inadaptados son secuestrados por un matón llamado Dr. Mindbender (algo así como Dr. Alucinante) que les exige la combinación de una caja fuerte. El cuento también está en el Archivo Fogler.

  • Squad D (“Pelotón D”)

King escribió este cuento para “Last Dangerous Visions”, una antología de Harlan Ellison que nunca se publicó, pese a lo cual Stephen no lo incluyó en ninguno de sus volúmenes de cuentos. En “Squad D”, un hombre es el único sobreviviente de su pelotón en Vietnam; la razón es que estaba internado por hemorroides y por eso no estuvo en la batalla que mató a todos sus compañeros. El soldado se siente culpable y se pone en contacto con las familias de los muertos para disculparse; ahí es cuando empiezan a pasar cosas raras (obviamente). “Squad D” está en algún lugar de Internet, por si tienen ganas de leerlo.

  • The Cannibals (“Los caníbales”)

Antes de escribir “Under the Dome” (“La cúpula”) King intentó desarrollar el concepto un par de veces; una de ellas fue una novela de trama similar, llamada “The Cannibals”. Llegó a escribir 500 páginas en 1981, hasta que perdió el manuscrito. Cuando apareció, en 2009, terminó escribiendo “Dome”. Luego permitió que algunos extractos de la novela original fueran posteados en su sitio oficial, más que nada para desmentir rumores que decían que había robado el argumento de la película de los Simpsons, en la que la ciudad de Springfield queda encerrada en una burbuja gigante (o así me contaron, nunca la vi; no me gustan los Simpsons).

  • The House on Value Street (“La casa en la Calle Value”)

A principios de la década de 1970, el maestro trató de escribir una ficción basada en el entonces famoso secuestro de Patty Hearst, pero la dejó sin terminar porque no le encontraba la vuelta. La historia de Hearst, de todos modos, ya no es una referencia contemporánea. Lo bueno de que King haya abandonado este proyecto es que se puso a trabajar en la espectacular “The Stand”.

  • Phil and Sundance

King comenzó a trabajar en esta novela corta alrededor de 1987, pero nunca la completó. Nadie supo de su existencia hasta 2013, cuando un sitio francés dedicado a él reveló que la había obtenido a través de alguien que, supuestamente, había conocido a King en persona. La editorial Cemetery Dance compró el texto original pero sostienen que el escritor no tiene intención de retomar su desarrollo.

  • Sword in the Darkness (“Espada en la oscuridad”)

Es una novela de unas 150.000 palabras que Stephen terminó de escribir cuando aún estaba en la Universidad de Maine, en 1970. Trata sobre una banda de asaltantes que planea una rebelión racial para ocultar una serie de robos. Nada menos que 12 editoriales se la rechazaron, incluyendo a Doubleday, que luego publicaría varias obras de King. Este se decepcionó pero luego declaró que la novela era “oscura y chabacana”.

(Fuente: Mental Floss)

Anuncios

Un montón de datos curiosos sobre tus marcas favoritas

marcas

Es probable que conozcan algunos de estos datos. Debo confesar que yo no conocía ninguno. (Pero ninguno, ¿eh?) Todos me han resultado interesantísimos, y son ideales para quedar muy bien en reuniones sociales. Disfruten:

Starbucks

Sus clásicas mesas redondas fueron creadas específicamente para que los clientes se sintieran menos solos.

Pepsi

El nombre de la marca proviene de la pepsina, una enzima digestiva que se secreta en el estómago y que hidroliza sus proteínas. Deliciosa.

McDonald’s

En sus comienzos no vendía hamburguesas, sino hot dogs.

Coca-Cola

Cada segundo se consumen más de 8.000 vasos de Coca-Cola en todo el mundo.

Philadelphia

El famoso queso crema con el nombre de una ciudad se empezó a hacer en otra: Nueva York.

Kentucky Fried Chicken

Al principio el célebre pollo frito de la marca se hacía en una olla a presión.

McDonald’s

La reina de Inglaterra es dueña de un local de McDonald’s ubicado cerca del Palacio de Buckingham.

Guiness

Servir una perfecta pinta (aproximadamente medio litro) de Guiness debería llevar 119,5 segundos y debe estar a 7,2 grados centígrados.

Carlsberg’s

El logo original era el símbolo de la esvástica; luego se cambió justamente por ser una insignia nazi.

Nutella

En promedio se vende un frasco de Nutella cada 2,5 segundos.

Apple

El monitor de retina del iPad es fabricado por Samsung, su principal competidor.

Facebook

Agregando “/4” a facebook.com se accede directamente a la página de Mark Zuckerberg.

Google

Originalmente se llamaba “BackRub” (masaje de espalda).

Facebook

Su color predominante es azul porque Mark Zuckerberg es daltónico para los colores rojo y verde.

eBay.com

El nombre era el segundo preferido de su fundador; el primero era echobay.com.

Apple

Todos los avisos del iPhone marcan la hora 9:41, porque exactamente a esa hora lo presentó Steve Jobs por primera vez, en 2007.

Google

La palabra Google se convirtió en un verbo en 2006, cuando el Merriam Webster Collegiate Dictionary y el Oxford English Dictionary la reconocieron como tal. Si no me creen, googléenlo.

Nokia

Originalmente era un molino de pasta de celulosa en la ciudad de Nokia, en Finlandia.

Twitter

El pajarito del logo se llama Larry.

Amazon

Al principio se llamaba “Cadabra”.

Sony

El primer producto que creó Sony era una cocina eléctrica para arroz.

Samsung

En algún momento se la conocía por vender pescado seco y otros comestibles.

Gucci

Tiene el Récord Mundial Guiness por los jeans más caros del mundo; cuestan 3.134 dólares.

Michael Kors

El hombre diseñó su primer artículo de indumentaria cuando tenía 5 años; se trataba del vestido de boda de su madre.

Nike

El nombre proviene de la diosa griega de la victoria.

Forever 21

Antes se llamaba Fashion 21.

Volkswagen

El grupo es dueño de las marcas Bentley, Bugatti, Lamborghini, Audi, Ducati y Porsche, entre otras.

BMW

Originalmente fabricaba aviones. Comenzó a producir autos porque Alemania perdió la Primera Guerra Mundial.

Rolls-Royce

El 75% de todos los autos producidos por la marca en su historia siguen en funcionamiento en la actualidad.

Lamborghini

En sus comienzos fabricaba equipamiento para agricultura.

Cubo de Rubik

Es el producto más vendido en la historia. Así de simple.

Toy Story

Steve Jobs fue productor ejecutivo de la película.

Barbie

Su nombre completo es Barbara Millicent Roberts.

Disney

El Walt Disney World de Orlando tiene el tamaño aproximado de San Francisco, o dos islas Manhattan.

FedEx

El fundador de la compañía la salvó cuando tomó sus últimos 5.000 dólares, los apostó en Las Vegas, y ganó 32.000 dólares.

Ikea

De cada 10 personas que nacen en Europa, una es concebida en una cama de Ikea.

(Fuente: digitalsynopsis.com)

Cada logo con su tema

logo-design-services

Quién más, quién menos, todos hemos participado alguna vez en la creación de un logotipo para un cliente. Incluso los que trabajan de redactores han (hemos) sugerido ideas para identificar una marca. Por eso siempre viene bien revisar algunos logos clásicos, sobre todo aquellos que esconden un significado más o menos oculto, y que lo hacen con astucia e ingenio.

Algunos de estos logos son muy conocidos, y su significado escondido también lo es, pero hay otros que vale la pena descubrir. En total, esta nota incluye 23 logotipos. Pasen y vean.

  1. FedEx

logo FedEx

Se trata, sin duda, de uno de los logotipos más reconocidos del mundo, pero se comparte aquí por si a alguien se le escapó la imagen oculta entre la “E” y la”x”. En efecto, hay una flecha, que representa de manera subliminal rapidez y precisión.

  1. Wendy’s

logo Wendys

Parece un logo bastante común, con el nombre de la marca en una tipografía amigable y la bella imagen de una niña (llamada Wendy, ya que estamos), pero si se fijan bien notarán que el cuello de la niña forma una palabra: “Mom”. La marca sugiere que la comida de Wendy’s es muy similar a las comidas que prepara mamá.

  1. The Pittsburgh Zoo

logo Pittsburgh Zoo

Este bello logotipo incluye dos imágenes escondidas en el denominado “espacio negativo”: nada menos que un gorila y un león mirándose a la cara de forma bastante amenazante.

  1. NBC

NBC logo

Es una de las principales cadenas de televisión de los Estados Unidos, y se la conoce como “la cadena del pavo real”. La razón salta a la vista inmediatamente. Lo que no es tan obvio es que las plumas de colores representan a cada una de las divisiones de la NBC, o al menos a las divisiones existentes cuando el logo fue diseñado (hoy son más). La cabeza del pavo real, por otra parte, mira hacia la derecha, y eso se hizo para simbolizar que la cadena mira hacia adelante.

  1. Amazon

Amazon logo

La banda inferior no solo significa que el logo “sonríe” sino que se trata de una flecha que va desde la “a” hasta la “z”, y significa que Amazon tiene todo lo que necesitamos, literalmente de la A a la Z.

  1. Baskin-Robbins

Baskin Robbins logo

Esta cadena de heladerías estadounidense es célebre por sus 31 sabores, que aparecen destacados de manera bastante ingeniosa en su logo. Se supone que la cantidad de sabores es para que el cliente pueda elegir un gusto diferente cada día del mes.

  1. Fórmula 1

F1 logo

El famoso logo de la competencia automovilística crea un espacio negativo entre la “F” y las líneas que denotan velocidad, y ese espacio es el número 1.

  1. Tostitos

Tostitos logo

El logo de esta célebre marca de chips invita a una fiesta; tanto, que la misma imagen ya incluye una: las dos “t” la están pasando muy bien junto a un bowl de salsa que, al mismo tiempo, le pone el punto a la “i”.

  1. Atlanta Falcons

Atlanta Falcons logo

El nombre de este equipo de fútbol americano se traduce como los “Halcones de Atlanta”, pero su logo simboliza más que una hermosa y estilizada ave. El halcón tiene la forma de la letra “F” (de Falcons, obviamente).

  1. Goodwill

Goodwill logo

Es una organización sin fines de lucro que se dedica a proveer entrenamiento y conseguirles trabajo a personas que encuentran obstáculos para hacerlo. Supuestamente brindan felicidad, ya que el logotipo toma la “G” de Goodwill y la amplía para formar una cara sonriente.

  1. Sun Microsystems

Sun Microsystems logo

No es fácil de advertir a simple vista, pero si miran el diamante que está a la izquierda, notarán que en cualquier dirección en la que lo lean dice lo mismo: “Sun”.

  1. Tour de France

Tour de France logo

Debo confesar que este es uno de mis favoritos. El logo incluye, de forma muy gráfica e ingeniosa, un ciclista: la “o”, la “u” y la “R” forman la imagen, junto con el punto amarillo.

  1. Hershey Kisses

Hershey Kisses logo

El logo de esta conocidísima marca de chocolates incluye uno de sus productos, aprovechando la particular forma que estos tienen: hay una pieza de chocolate más o menos disimulada entre la “K” y la “I” de la palabra “KISSES”.

  1. Sony’s VAIO

Vaio logo

El diseño de la palabra VAIO no es solo tipografía moderna con algunos adornos y firuletes, sino que tiene un significado específico y oculto. Las primeras dos letras representan un signo analógico, mientras que las dos últimas son el 1 y el 0 del mundo digital.

  1. LG

LG logo

Si cuando ven este logo sienten un impulso irresistible de jugar al Pac-Man, sepan que no es casualidad. ¿Ven el ícono que parece una carita? Gírenlo un poco a la derecha y muevan la nariz de la carita hacia arriba. Ahí está: Pac-Man.

  1. Toblerone

Have you noticed the bear hidden in the Toblerone logo?

La historia del chocolate Toblerone afirma que se originó en la montaña Matterhorn, ubicada en los Alpes, en la frontera entre Suiza e Italia. Esa es la montaña que se ve en el logo, pero con un agregado: la imagen de un oso en la ladera. ¿Lo ven?

  1. Kölner Zoo

Kölner Zoo logo

No es difícil encontrar la jirafa y el rinoceronte que ayudan a definir la imagen del elefante; lo que sí puede pasar desapercibido es que, además, las patas traseras del elefante forman las dos torres de la Catedral de Colonia. (No, no tengo idea de por qué el ojo del elefante es una estrella. Queda bien, eso sí.)

  1. Elefont

Elefont logo

El logo para esta tipografía es tan simple como efectivo: el espacio negativo dentro de la letra “e” representa parte de la trompa de un elefante.

  1. Bronx Zoo

Bronx Zoo logo

Otro logo de un zoológico (convengamos que estas instituciones cuentan con todas las posibilidades que brindan los animales, y eso no es poco). En este caso, lo que aparece entre las patas de las jirafas son los edificios más icónicos de Nueva York.

  1. Unilever

Unilever logo

Se sabe que Unilever hace de todo, y a veces se hace complicado saber en qué rubros aparecen y en cuáles no. Por eso, se las han ingeniado para incluir símbolos de casi todos sus productos en un solo logotipo.

  1. Coca-Cola

CocaCola_HiddenFlag13

Debe ser uno de los logos más analizados, estudiados y parodiados de la historia. De todos modos, no muchos saben esto: en el logo de Coca-Cola está escondida la bandera de Dinamarca. Esta no fue la intención original de los diseñadores (¿a quién se le va a ocurrir?) pero una vez descubierta la imagen, la marca hizo una acción en el aeropuerto de Copenhague dándole la bienvenida a la gente con banderas. Y, uno supone, con Coca-Cola.

  1. Gillette

Gillette logo

No es solo el nombre de la marca escrito, sino que tiene un detalle adicional: la “G” y la “I” han sido perfectamente cortadas para representar el filo y la precisión de las afeitadoras.

  1. McDonald’s

McDonald's logo

Una curiosidad sobre este conocidísimo logo. Todos saben que está conformado por los Arcos Dorados y la “M” de McDonald’s, pero en la década de 1960, el psicólogo Louis Cheskin afirmó que los clientes de la marca reconocían el logo, de manera inconsciente, como “el simbolismo de un par de mamas nutritivas”. Tetas, en definitiva. ¿Alguien lo ve? Porque la verdad, yo no.

(Fuentes: Cracked, Mental Floss, Wikipedia)

Los nueve viejos de Disney

EPSON MFP image

Resulta que Franklin D. Roosevelt, presidente de los EE.UU. entre 1933 y 1945, alguna vez dijo que los jueces de su Corte Suprema eran los “nueve viejos”, ya que se preguntaba si estos nueve señores no estaban un poco fuera de onda con su tiempo. Walt Disney tomó prestada la expresión para referirse a sus nueve principales animadores, tipos que no solo no estaban fuera de onda sino que fueron quienes desarrollaron la industria con su técnica innovadora. Sus nombres no son conocidos; lo que hicieron sí, y mucho. Miren, si no:

  • Les Clark

El comienzo de la carrera de Clark en Disney es curioso. El hombre era estudiante del secundario y trabajaba en un restaurante frecuentado por Walt y Roy Disney. Un día, Clark los estaba atendiendo y directamente le pidió trabajo a Walt; este le contestó que primero debía ver algo de su trabajo. Clark se puso a copiar caricaturas y se las llevó a Disney. Walt le dijo que le gustaba la línea de Clark, y que se presentara a trabajar el siguiente lunes; a Clark esto le venía muy bien porque se recibió el jueves previo: cuatro días después estaba trabajando en Disney. ¿Qué hizo allí? Para empezar, ayudó al legendario animador Ub Iwerks en sus primeros cortos de Mickey. Después trabajó en algunos personajes que tal vez recuerden: Pinocho, los enanos de Blancanieves, Alicia, Peter Pan, el Mickey hechicero de “Fantasía”, Cenicienta, y más.

  • Marc Davis

En 1935, Marc Davis buscaba trabajo como dibujante de periódicos y se enteró de que Disney Studios estaba contratando ilustradores. No tenía ninguna experiencia como animador, pero Disney quedó muy impresionado con sus bocetos de anatomía y movimiento de animales, así que lo contrató como aprendiz de animador para “Blancanieves y los siete enanitos”. Davis hizo una tremenda carrera en Disney; colaboró en el desarrollo de Bambi, Campanita, Maléfica, Cruela de Vil, entre otros personajes.

  • Ollie Johnston

Johnston ingresó a Disney junto con Marc Davis en 1935, y también lo hizo como aprendiz de animador. Uno de sus primeros proyectos fue el corto “La tortuga y la liebre”, de la serie Silly Symphonies, que ganó un Oscar al mejor corto. Después trabajó en personajes de largometrajes como “Robin Hood”, “Peter Pan”, “La Bella Durmiente” y “Bambi”.

  • Milt Kahl

Kahl es otro que pretendía trabajar como ilustrador en un periódico, pero vio en el cine el corto “Los Tres Cerditos” de Disney y decidió probar con la animación. Entró en la compañía como animador asistente en 1934, y llegó a trabajar en los personajes de estas películas: “Cenicienta”, “Mary Poppins”, “101 Dálmatas”, “El Libro de la Selva”, “Robin Hood” y “Bernardo y Bianca”. Otra razón por la que es conocido es su célebre ahijado artístico, nada menos que Brad Bird, director de “Los Increíbles” y “Ratatouille”, ambas de Pixar. Resulta que a los 13 años (!) Bird le envió su primer corto animado a Milt Kahl; era una remake de “La Tortuga y la Liebre”. Kahl, muy impresionado, tomó al joven Bird a su cargo.

  • Ward Kimball

Al igual que Milt Kahl, Kimball también decidió probar su suerte en la animación después de ver “Los Tres Cerditos”; antes, trabajaba como ilustrador en revistas. Se recibió en la Santa Barbara School of Art y en 1934 ingresó a Disney, donde trabajó en prácticamente todas las películas animadas hasta que se jubiló en 1972. Uno de los filmes en los que desarrolló más personajes fue el clásico “Alicia en el País de las Maravillas”. Otro de los aspectos que lo destacó fue su sentido del humor: parece que le encantaba propagar el famoso rumor de que Walt Disney se había hecho congelar. No lo decía directamente, pero afirmaba que a Disney le interesaban la ciencia y los experimentos, por lo que no resultaría extraño que lo hubiera hecho.

  • Wolfgang Reitherman

La carrera de este hombre es por lo menos curiosa: él quería ser ingeniero aeronáutico hasta que se enamoró de la técnica de la acuarela. En consecuencia cambió de escuela y entró en el Chouinard Art Institute de Los Ángeles; allí tuvo un profesor que también dictaba clases en el Walt Disney Studio. Reitherman se incorporó a la empresa en 1933 y trabajó en personajes de las películas “Peter Pan”, “Fantasía”, “Blancanieves” y “Pinocho”.

  • Frank Thomas

Ya desde chico, cuando tenía 9 años, Thomas quería ganar dinero dibujando. Ingresó a Disney en 1934 y lo primero que hizo fue trabajar en un corto de Mickey. Luego participó en los largos “Cenicienta”, “El Sastrecillo Valiente”, “Mary Poppins”, “La Dama y el Vagabundo” (fue el que hizo la famosa secuencia en que los protagonistas comen spaghettis), “El Libro de la Selva” y “Peter Pan”. Además, escribió junto con Ollie Johnston el libro “The Illusion of Life: Disney Animation”, para muchos la Biblia de los animadores. Thomas y Johnston son los ancianos que aparecen al final de la película “Los Increíbles” diciendo que lo que acaban de ver es “vieja escuela”.

  • Eric Larson

A Larson le gustaba dibujar y, a partir del consejo de un amigo, envió sus trabajos a Disney; cuando se retiró, en 1986, había completado una de las carreras más extensas en la compañía: nada menos que 52 años. Trabajó en filmes como “La Dama y el Vagabundo”, “La Espada en la Piedra”, “Los Aristogatos”, y Winnie the Pooh”. Es muy conocido por el programa de reclutamiento y entrenamiento que implementó en Disney, de donde salieron figuras como John Lasseter, Brad Bird, Don Bluth, Tim Burton, Glen Keane, Henry Selick, Andreas Deja y Ron Clements, entre muchos otros.

  • John Lounsbery

Igual que muchos otros de los “nueve viejos”, Lounsbery se graduó en un instituto de arte y luego se unió a Disney, donde es especializó en cortos animados del perro Pluto. También trabajó en “101 Dálmatas”, “Fantasía” (fue el responsable de los hipopótamos y el caimán), “Dumbo”, “Alicia en el País de las Maravillas”, entre otros. Lounsbery siempre fue el más callado de los viejos de Disney, y mantuvo un muy bajo perfil. Decía que él y Disney tenían un acuerdo: Walt lo juzgaba por lo que producía y no esperaba que hablara mucho en las reuniones creativas.

(Fuentes: Mental Floss; “The Nine Old Men: Lessons, Techniques, and Inspiration from Disney’s Great Animators”, de Andreas Deja)