El color más horrible del mundo

color horrible

En efecto, alguien se tomó el trabajo de determinar cuál es el color más horrible del mundo. Un color que ha sido asociado con palabras como “muerte”, “sucio” y “alquitrán”. Que ha sido comparado con el color de la caca de un bebé. Un color odioso que, sin embargo, cumple un papel importante: desalienta a los fumadores.

Resulta que en 2012 el gobierno australiano quería diseñar un paquete de cigarrillos que fuera lo menos atractivo posible. Le encargó el trabajo a la agencia GfK Bluemoon, y esta gente hizo que 1.000 fumadores seleccionaran los colores que encontraran más repugnantes. Llegaron a la conclusión de que el color más espantoso era el Pantone 448C. El gobierno se refirió a este color como “verde oliva” pero luego cambió su descripción a “marrón oscuro y anodino” luego de que la Asociación Australiana de Aceitunas (“olives”) expresara su preocupación por la reputación de las aceitunas. Sí, en serio.

Luego del estudio llevado a cabo por la agencia. El Pantone 448C se convirtió en el color predominante en el packaging de tabaco. Según la Organización Mundial de la Salud, se trató de un esfuerzo por “matar el glamour” asociado con fumar. La política australiana sobre tabaco ordena el uso de colores y tipografías estándar para los paquetes de cigarrillos, y prohíbe logos, colores, imágenes e información promocional que no sea la marca y el nombre del producto. Y desde 2012, de hecho, el consumo de tabaco ha disminuido en Australia. Además, Francia, Irlanda del Norte y Gran Bretaña han empezado a implementar medidas similares a las australianas con respecto al packaging de tabaco.

Otro nombre con el que se conoce al Pantone 448C es “capa opaca”. Pero, advierten, los diseñadores no deberían dejar de usarlo solo por esta investigación australiana. Porque el color, usado en otro contexto, no tiene por qué evocar “suciedad”, “muerte” y “alquitrán”. Hay famosas obras de arte que lo usan: sin ir más lejos la Mona Lisa, que tiene un vestido de un color bastante parecido. El Pamtone Color Institute no participó del estudio de 2012, y aclara que ellos consideran que todos los colores son iguales (una especie de corrección política cromática, convengamos).

En fin, si los ayuda a dejar de fumar, elijan el Pantone 448C. Y si los ayuda a diseñar, también.

(Fuentes: Time, hyperallergic.com)

Anuncios

“Yo inventé el banner pop-up. Perdón.”

popup banners

No hace falta describir la furia que nos provoca a todos tener que andar cerrando las ventanas de banners pop-up que aparecen (o aparecían, hoy casi todos sabemos evitarlas) en la mayoría de los barrios de Internet. En caso de que alguno se quiera desquitar con el tipo que inventó esos banners, es bueno saber que pidió disculpas.

El hombre se llama Ethan Zuckerman, es experto en medios y director del Center for Civic Media del MIT. Hace un par de años escribió un largo artículo en The Atlantic lamentando la influencia de la publicidad en Internet y pidiendo perdón por su contribución. Resulta que él estaba trabajando para Tripod en la década de 1990 y según cuenta “escribí el código para lanzar una ventana y que allí apareciera un anuncio”. Siguió con “lo siento, nuestras intenciones eran buenas”.

Zuckerman

Esas intenciones eran ocultar un banner que una empresa automotriz había comprado sin querer en un website de sexo explícito (más precisamente, sobre sexo anal). Era demasiado tarde para quitar el banner, por lo que Zuckerman creó un aviso para que apareciera sobre el banner y lo escondiera. Unas semanas después, Geocities introdujo los pop-ups usando el código que Zuckerman había escrito; muy pronto los pop-ups estaban en todos lados molestando a todo el mundo.

Hoy esos avisos no son la plaga que eran en aquel entonces (ya en 2004 Microsoft presentó un bloqueador de pop-ups en el Internet Explorer). En la actualidad son muchos los sitios que no permiten los anuncios pop-up, incluyendo Google. Y hay un montón de extensiones que podemos usar para evitarlos. Así que quedate tranquilo, Zuckerman, estás perdonado.

(Fuente: Huffpost)