Es mi empresa y la llamo como quiero

nombres de empresas

Cuando una empresa es conocida en todo el mundo, su nombre pasa a ser parte de nuestro lenguaje casi cotidiano. Eso hace que a nadie se le ocurra cuestionar ese nombre, por muy extravagante que suene. Los más curiosos, eso sí, se pueden preguntar de dónde salieron esos nombres. Para ellos, aquí va una lista de 15 célebres compañías y el origen de sus nombres.

  • Twitter

Jack Dorsey creó Twitter en 2006 como un servicio de mensajes online que se podía actualizar en un website en tiempo real. Originalmente, el nombre de su emprendimiento era “Status”, pero Dorsey quería un nombre que despertara un sentimiento de animación y entusiasmo -en inglés, “buzzing”- con solo escucharlo; por eso se le ocurrió “Twitch” (que significa algo así como “sacudida”) porque eso es lo que hace un teléfono cuando vibra. Al final Dorsey se decidió por “Twitter” porque el nombre anterior no le parecía lo suficientemente fuerte. “Queríamos capturar esa sensación física de que estás vibrando en el bolsillo de un amigo tuyo”, declaró Dorsey, “e hicimos un brainstorming de nombres hasta que llegamos a Twitch, que no nos convenció; entonces nos pusimos a buscar palabras similares en un diccionario, nos encontramos con ‘twitter’ y nos pareció perfecta; la definición es ‘una breve explosión de información intrascendente’ y también ‘trinos de pájaros’, y eso era exactamente lo que era el producto.”

  • Skype

Lanzado en 2003, el nombre Skype deriva de “Sky peer-to-peer”, es decir “el cielo de colega a colega”. Querían representar la conexión de la gente a través del “cielo” y sin cables. La marca fue luego abreviada como Skyper, pero el dominio skyper.com ya estaba registrado por lo cual los desarrolladores simplemente le quitaron la “r” del final y se transformó en el nombre Skype.

  • Facebook

Esta historia es más conocida: Mark Zuckerberg creó Facebook, Inc. en 2004 para conectar online a estudiantes de Harvard. El nombre de la empresa proviene del “libro de caras” físico, un directorio con los nombres y rostros de los estudiantes que se repartía en las universidades de los Estados Unidos. Originalmente la compañía se llamaba TheFacebook.com pero un año después Zuckerberg le sacó el “The”. Quien ingrese hoy a TheFacebook.com es redirigido a Facebook. En una entrevista con TechCrunch, le preguntaron a Zuckerberg qué haría de manera diferente si hoy creara su empresa, y él contestó “le pondría el dominio correcto”.

  • LEGO

El carpintero danés Ole Kirk Christiansen le puso LEGO a su empresa manufacturera en 1934. La compañía fabricaba escaleras, tablas de planchar, banquetas y juguetes de madera. El nombre proviene de la frase danesa “Leg Godt”, que significa “Juega bien” en español, y en latín quiere decir “Construyo” o “Ensamblo”. Lo cierto es que LEGO recién creó los famosos ladrillos de plástico en 1949.

  • Amazon

La empresa fue fundada en 1994 y se llamaba “Cadabra”, parte de la palabra mágica “abracadabra”. Sin embargo, Jeff Bezos decidió cambiarle el nombre por Amazon cuando escuchó que su abogado se refirió erróneamente a la marca como “cadáver”. Bezos eligió el nombre Amazon por el río: quería que su empresa reflejara el enorme tamaño del Amazonas y por eso en 1995 le agregó el claim “La librería más grande del mundo”. Otra razón por la que le gustaba el nombre era que iba a aparecer primero en las listas de Internet, en aquel entonces ordenadas alfabéticamente. A Bezos también le gustaba el nombre Relentless (“incansable”, “incesante”) y registró el dominio: entrando a relentless.com, el sitio redirige a Amazon. El logo de la empresa incluye una flecha que va de la A a la Z, para comunicar que venden de todo.

  • Starbucks

Jerry Baldwin, Zev Siegl y Gordon Bowker fundaron Starbucks en 1971. El socio de Bowker les contó que las palabras que empiezan con las letras “ST” son más potentes y memorables, por lo que buscaron nombres que empezaran así. Primero encontraron un pequeño pueblo minero llamado “Starbo” y eso les hizo recordar al primer oficial del capitán Ahab en la novela “Moby Dick”, que se llamaba Starbucks, y les pareció un nombre mucho más fuerte. Curiosamente se convencieron de que a Starbucks le encantaba el café, aunque en el libro no aparece nunca bebiéndolo. Bowker cuenta que muchas veces había oído decir que el primer oficial del Pequod, el barco de Ahab, era un amante del café, hasta que alguien le aclaró que esto solo sucedía en la película. Los fundadores de la empresa también pensaron en llamarla “Pequod” y “Cargo House”.

  • Apple

Mucha gente cree que la empresa de tecnología se llama así por el sello discográfico de los Beatles, Apple Corps Ltd, ya que tanto Steve Jobs como Steve Wozniak eran fanáticos de la banda. En realidad Apple debe su nombre a una granja de manzanas de Oregon que su fundador visitó. A Jobs le gustó el nombre porque era “divertido, vivaz y no amenazante”. Wozniak recuerda que fue a buscar a Jobs al aeropuerto; este venía de lo que él llamó “un huerto de manzanas” y sugirió llamar a la compañía “Apple Computer”. Wozniak se acordó del sello de los Beatles, y los dos se pusieron a pensar en nombres alternativos que sonaran más tecnológicos. No se les ocurrió ninguno mejor que Apple, y se quedaron con este.

  • Häagen-Dazs

Pese a la creencia más popular, el nombre no significa nada en danés. El fundador de la empresa, Reuben Mattus, quería un nombre que sonara danés como tributo al comportamiento de Dinamarca durante la Segunda Guerra Mundial: el respeto y buen trato que les habían brindado a los judíos durante el conflicto. “El único país que salvó judíos en la guerra fue Dinamarca”, dijo Mattus, “por lo que inventé un nombre danés ficticio y lo registré; no quiere decir nada pero yo sabía que iba a llamar la atención, especialmente por la diéresis sobre la u”.

  • Samsung

Fundada en 1938 por Lee Byung-chull, quien la llamó Samsung porque en coreano quiere decir “Tres Estrellas”. El hombre quería que su empresa durara para siempre, como las estrellas en el cielo; en la cultura coreana, el número tres significa algo grande, poderoso y brillante.

  • IKEA

El sueco Ingvar Kamprad tenía solo 17 años cuando fundó IKEA en 1943. El nombre de la compañía es en realidad un acrónimo del nombre de su creador (Ingvar Kamprad: IK) sumado a su pueblo natal en Suecia (Elmtaryd, Agunnaryd: EA).

  • Google

Tuvo su origen en 1996 y al principio se llamaba “BackRub” (“masaje en la espalda”). Su nombre definitivo surgió de un error: su cofundador Larry Page escribió mal la palabra “googol”, que en verdad es una cifra, un dígito seguido de 100 ceros. Page y su socio Sergey Brin decidieron quedarse con el nombre básicamente porque el dominio estaba disponible. “Nos dimos cuenta de que mucha gente se confunde al deletrear palabras”, dijo Page. Por esa razón Google corrige errores de tipeo en sus búsquedas.

  • Gap

La primera tienda Gap se inauguró en San Francisco en 1969. La empresa fue fundada por Donald y Doris F. Fisher; al principio solo vendían jeans Levi’s y discos de vinilo, apuntando a adolescentes y jóvenes. Por eso los Fisher la llamaron “Gap”, que significa “grieta” o “espacio”: la brecha generacional que existe entre los jóvenes y los adultos.

Anuncios

“Para ser creativo, no tengas un trabajo” (Brian Eno)

Brian Eno

Hay muchas historias sobre artistas célebres que, por una u otra razón, mantuvieron sus trabajos diurnos. T.S. Eliot es uno de ellos: mientras escribía “La tierra baldía”, supervisaba cuentas para el Lloyds Bank. El artista plástico Willem de Kooning pintaba carteles, Philip Glass instalaba lavaplatos, el poeta Wallace Stevens se desempeñaba en una empresa de seguros, Jorge Luis Borges dirigía una biblioteca (por lo menos tenía que ver con su talento) y un largo etcétera.

Algunos creen que estos trabajos diarios y tal vez rutinarios les sirven a los artistas para recargar las pilas y crear mejores obras. El músico y productor Brian Eno opina lo contrario: “A menudo me invitan a dar charlas en escuelas de arte y después no vuelven a invitarme, porque lo primero que les digo a los estudiantes es que no deben tener un trabajo”. Para Eno, eso no significa recomendarles que no hagan nada, sino que traten de hacer lo que ellos quieran hacer con su tiempo para aprovechar sus posibilidades al máximo.

El tipo, consciente de que lo que sugiere no es fácil, quiere “trabajar para un futuro en el que todos estén en condiciones de hacer eso” a través de una especie de ingreso básico garantizado para cada miembro de la sociedad. El problema (uno de ellos) es que si ese ingreso resulta demasiado alto puede llevar a la sociedad, y al artista, a una zona de confort y de carencia de limitaciones que no favorezca la creatividad. Daniel Lanois, que colaboró con Eno en varios álbumes de U2, entre otros proyectos, dice que él aprendió esa lección trabajando en experimentos sonoros a partir de solo cuatro cajas de las que extraían sonidos. Lanois asegura que los mejores resultados artísticos proceden de trabajar bajo circunstancias limitadas. El mismo Borges afirmaba que, en ocasiones, la existencia de la censura despierta la imaginación y la creatividad del artista.

Suena un poco extremo, es cierto. Pero convengamos que en el terreno de la creatividad publicitaria, puede suceder que las múltiples limitaciones impuestas por los clientes lleven al nacimiento de una idea innovadora. Insisto: puede suceder… Mientras tanto, mantengamos nuestro trabajo diario. Por el momento, no queda otra.

(Fuente: Open Culture)

Mira el cierre de tu pantalón: ¿dice “YKK”?

foto YKK

Lo más probable es que tu respuesta sea afirmativa. Cada año, las letras “YKK” se estampan en alrededor de 7.000 millones de cierres relámpagos. Y todos esos cierres son fabricados por una sola empresa japonesa.

Las letras corresponden a Yoshida Kōgyō Kabushikigaisha, que se traduce como Empresa Manufacturera Yoshida. La compañía fue fundada en 1934 por Tadao Yoshida. Los cierres relámpago, inventados por el sueco Gideon Sundback, solo tienen un siglo de existencia y su uso no se extendió hasta la década de 1930. Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial, la empresa Talon (donde trabajaba Sundback) vendía unos 500 millones de cierres por año, pero en la década de 1970 fue superada por YKK, según dicen debido a la obsesión de los japoneses por elaborar el cierre perfecto.

Para vencer a sus competidores, Yoshida se puso a trabajar en todos los detalles del cierre, desde el diseño hasta la fabricación, y todo bajo el paraguas de su marca YKK. La empresa funde su propio metal, prepara su propio poliéster, teje y anuda su propio hilo, forja los dientes del cierre y hasta elabora las cajas de cartón para su envío.

Yoshida reunió sus ideales empresariales en lo que se conoce como el “Ciclo del Bien” de YKK, una especie de manifiesto en el que declara que “nadie prospera a menos que brinde beneficios a otros”. Parece que funciona, porque la calidad de sus productos es reconocida por las más grandes marcas del mundo. La prueba principal son esas tres letras que my probablemente adornan tus pantalones.

(Fuente: Smithsonian.com)

“¿Ya no hay nada sagrado?”: Nike y los Beatles

carta puteando a Nike

En marzo de 1987, Nike estrenó el primer aviso publicitario de la historia que incluyó una canción de los Beatles. Para ello, le pagó una licencia de medio millón de dólares a Capital Records y a Michael Jackson, dueño de los derechos. La canción era “Revolution” (no la versión del Álbum Blanco sino la que salió en single, más acelerada y metalera).

La publicidad de Nike generó bastante controversia: mucha gente consideraba, no sin razón, que el catálogo de los Beatles era sagrado y no debía ser utilizado con fines comerciales. Un fan en particular se enfureció tanto que envió una tremenda carta al departamento de marketing y publicidad de Nike. La carta fue reproducida por el excelso sitio Letters of Note, donde también se afirma que hoy esa carta está enmarcada y colgada en las oficinas de Nike.

Ah, en julio de aquel año, los tres Beatles vivos en aquel entonces le hicieron juicio a Nike oponiéndose al uso de la canción en el aviso; hubo un arreglo económico en 1989.

A continuación, mi traducción de la carta.

“Esta carta de queja es la respuesta a su publicidad nauseabunda que vi ayer en la televisión. Con una completa falta de gusto, ustedes han creado un comercial para sus zapatillas Michael Jordan, que explota, profana e insulta a los fans de los Beatles y de la música en general. La degradación de la canción “Revolution” en el aviso es un aparente indicio de su falta de integridad como empresa. Su táctica, obviamente, es usar la popularidad universal de los Beatles para vender el producto. ¿Tan bajo han caído? ¿’Ya no hay nada sagrado’, como reza el dicho? Su única motivación es hacer más dinero, y en el proceso parece que no les importa haber pisoteado y ensuciado los hermosos recuerdos de millones y millones de personas en todo el mundo. La gente como ustedes me hace vomitar; rastreros, vacuos, pestilentes pervertidos. Su falta de sensibilidad solo es comparable con su exceso de odiosidad. Es cierto, han esperado que pasen casi siete años desde la muerte de John Ono Lennon; pero es obvio que no lo hicieron por respeto (¿qué es eso?).

Durante mis años de estudiante secundario, cuando jugaba al básquet, pasando por mi años de universidad y hasta el día de hoy, he comprado sus zapatillas. Sin embargo, les puedo asegurar que ni yo ni muchos de mis amigos jamás, JAMÁS, volveremos a contribuir con sus enfermantes tácticas de venta. Con gente como ustedes en el mundo, la eutanasia cuenta con muchas e inéditas posibilidades.

Gracias, y espero que se atraganten.

Muy cordialmente, (firma)”

(Fuente: Letters of Note)

La Edad de la Creatividad

Bob Hoffman

Bob Hoffman es un veterano publicitario, escritor y conferencista. Ha sido presidente de dos agencias de publicidad independientes, escribió varios libros (entre ellos “BadMen: How Advertising Went From A Minor Annoyance To A Major Menace” y “101 Contrarian Ideas About Advertising”) y publica breves artículos en su blog “Ad Contrarian”.

Hace poco escribió una corta nota llamada “La Edad de la Creatividad” y me pareció tan acertada y lacerante que me permití traducirla. Acá va:

“Entra a cualquier agencia de publicidad del mundo y en 10 segundos te darás cuenta de algo. Todos son jóvenes.

En los Estados Unidos, el 42% de los adultos son personas de más de 50 años. Pero entre los publicitarios, los mayores de 50 son solo el 6%. Esto es aún más pronunciado entre los creativos: en este segmento, los mayores de 50 son aproximadamente el 0% de la población.

La razón para ello es que los jóvenes son más creativos. ¿O no? Echemos un vistazo.

Hay solo un premio Nobel en el terreno de la creatividad. Es el Nobel de Literatura. El año pasado lo ganó Kazuo Ishiguro, que tiene 64 años.

Los recientes premios Pulitzer fueron interesantes. El de Drama lo obtuvo Lynn Nottage, de 54 años. El de Historia fue para Heather Ann Thompson, de 55. El de Poesía se lo llevó Tyehimba Jess, de 53.

Mientras tanto, en los premios Oscar de este año, tres de los ganadores por actuación tienen más de 50 años: Francis McDormand (60), Gary Oldman (59) y Allison Janney (58). El cuarto ganador, Sam Rockwell, cumple 50 en noviembre.

El Oscar al Mejor Director lo ganó Guillermo del Toro, de 53 años.

Sigamos con la televisión.

El Emmy por mejor Serie Dramática fue para “The Handmaid’s Tale”. La novela fue escrita por Margaret Atwood, que tiene 79 años y es consultora creativa de la serie. La mejor Serie de Comedia fue “Veep”, producida por Julia Louis-Dreyfus, 57, y que también ganó como Mejor Actriz.

La mejor Miniserie fue “Big Little Lies”, creada por David E. Kelley, de 62 años. El mejor Actor de Reparto fue John Lithgow, 73. La mejor Actriz de Reparto, Ann Dowd, 62. Mejor Actor de Reparto en una Comedia, Alec Baldwin, 60.

Resumamos.

Las personas mayores de 50 años no son lo suficientemente creativas para escribir un banner de mierda, pero sí lo son para dominar los premios Nobel, Pulitzer, Oscar y Emmy. Yo les garantizo que hoy ninguna de estas talentosas personas podría conseguir un trabajo en una agencia de publicidad. Ninguna.

¿Hay alguna otra industria en el mundo tan cargada de intolerancia y tan aislada de la realidad como la industria publicitaria?”

(Fuente: The Ad Contrarian)

Algunos datos curiosos sobre la Coca-Cola

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Básicamente un jarabe saborizado combinado con agua gasificada, la Coca-Cola fue inventada por el farmacéutico John S. Pemberton, en Atlanta, EE.UU., en 1886. Hoy es, desde luego, la bebida favorita de gran parte del planeta. Pero es casi seguro que estos datos que comparto a continuación no los conocías.

  1. Era gratuita

Luego del lanzamiento de la Coca-Cola, la creación de Pemberton no se convirtió en un éxito hasta que un empresario llamado Asa Griggs Candler se hizo cargo del negocio en 1888, luego de la muerte del fundador. Candler hizo que sus vendedores repartieran cupones que valían por una bebida gratis. Una vez que las personas la probaban, volvían por más; ahí es cuando les cobraban 5 centavos el vaso.

  1. Originalmente, la botella tenía la forma de un grano de cacao

Candler era, sin duda, mejor empresario que Pemberton; pero cometió un error. La Coca se vendía por vaso en farmacias y droguerías, y varios embotelladores consultaron a Candler a ver si podían distribuir la gaseosa en botellas de vidrio. Este no se dio cuenta de las posibilidades y les permitió envasar la Coca-Cola por solo un dólar. Los embotelladores comenzaron a ganar tanto dinero que inspiraron la aparición de innumerables gaseosas competidoras, difíciles de distinguir del producto original. Para enfrentar el problema, Coca recomendó a los embotelladores que diseñaran una botella que pudiera ser reconocida al tacto (para cuando los clientes metían la mano en el congelador). En 1916, una planta embotelladora de Indiana creó un envase con la forma de un grano de cacao: no sabían que la Coca-Cola no lo incluye (lo que tenía era coca, con vestigios de cocaína que la compañía quitó alrededor de 1900). Igual, la botella se hizo icónica, y eso le permitió a Candler dejar la empresa para convertirse en alcalde de Atlanta.

  1. Se usaba para calmar bebés

Los entusiastas de la Coca-Cola a fines del siglo 19 no se preocupaban mucho por los efectos del azúcar en los bebés. De hecho, a los niños más escandalosos les daban gotas de la gaseosa con la esperanza de que se calmaran.

  1. La “New Coke” duró más de lo que se piensa

Todos conocemos la historia del fracasado lanzamiento de la “New Coke” en 1985; lo que no muchos saben es que la compañía siguió adelante con la idea de una fórmula alternativa durante varios años más. Luego de que los consumidores obligaran a Coca-Cola a volver al sabor original, la empresa trató de rebrandearla como “Coke II” y la continuó ofreciendo a los embotelladores hasta 2002. Pensaron que su insistencia funcionaría económicamente, ya que la nueva fórmula usaba menos ingredientes y, por lo tanto, era más barata de producir que la Coca-Cola clásica. Se dice que si la nueva fórmula hubiera triunfado, la empresa se podría haber ahorrado más de 50 millones de dólares por año.

  1. Las latas se inventaron para los soldados

Las latas de aluminio de Coca son casi tan icónicas como las botellas, pero nacieron de la necesidad: la empresa las creó para que pudieran ser enviadas a los soldados en el extranjero. Sin embargo, el material estaba racionado durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que la compañía recién pudo producir las latas cuando el conflicto terminó. Coca-Cola comenzó a ofrecer el nuevo envase a los civiles en 1960.

  1. Hicieron Coca-Cola transparente para un general soviético

La expansión global de la Coca se aceleró en la Segunda Guerra Mundial, cuando se construyeron plantas embotelladoras en Europa para satisfacer a los estadounidenses en esos países. La distribución llamó la atención de consumidores extranjeros: el general Eisenhower le hizo probar Coca-Cola al general ruso Georgy Zhukov, que había luchado contra los Nazis. A Zhukov le encantó pero temió que en la Unión Soviética estalinista no iban a ver bien que él disfrutara una bebida tan norteamericana y capitalista. Por eso pidió que la empresa produjera la gaseosa, exclusivamente para él, en una botella transparente y que la bebida no tuviera color para que resultara parecida al vodka. Coca-Cola aceptó. Los rusos recién conocieron el color clásico de la Coca en 1985.

  1. Trataron de reemplazar al café

Coca-Cola se dio cuenta de que una buena parte de sus consumidores (alrededor del 12%) la bebía a la mañana en lugar de café. Entonces lanzaron la campaña “Coke in the morning” en 1988 y la testearon en varias ciudades; la idea era que resultaba más fácil tomarse una Coca fría que una bebida caliente. La empresa se preocupó por no sugerir que la Coca podía reemplazar el jugo de naranja: después de todo, también eran los dueños de Minute Maid.

  1. Distribuyeron latas con agua sucia (a propósito)

Coca-Cola lanzó una costosa campaña promocional en 1990, llamada “MagiCans”. Cuando los clientes compraban una lata, podían encontrarse con una especial: al abrirla, saltaba un resorte con billetes enrollados. El premio iba desde 1 dólar hasta 500. Para asegurarse de que los clientes no iban a darse cuenta de cuál lata tenía premio (por el peso del envase) la empresa llenó las latas con una solución de agua, cloro y sulfato de amonio. Para desalentar su consumo, tanto el gusto como el sabor del líquido eran repugnantes, lo que no impidió que algunos se lo tomaran y, después, amenazaran con hacerle juicio a la compañía.

  1. Pepsi les jugó limpio

En 2006, dos empleados de Coca-Cola fueron atrapados intentando venderle a Pepsi secretos de la empresa, incluyendo información sobre una nueva bebida en desarrollo. Los empleados entregaron documentos confidenciales, y hasta una muestra de la nueva bebida, a alguien que se hizo pasar por ejecutivo de Pepsi. En realidad era un agente del FBI: Pepsi los había alertado sobre la oferta, y también se lo había informado a Coca. Un vocero de Pepsi declaró a la CNN que “la competencia debe ser justa y legal”.

  1. Ayudaron a hacer famoso a Max Headroom

El personaje virtual Max Headroom fue creado en Gran Bretaña por la discográfica Chrysalis en 1985. Coca-Cola compró los derechos del personaje y lanzó una campaña publicitaria con comerciales dirigidos nada menos que por Ridley Scott. Según la empresa, los avisos ayudaron a que Max Headroom tuviera un 76% de reconocimiento entre los adolescentes.

  1. La fórmula secreta no es tan secreta

La fórmula se conoce como “7X”, y se dice que está guardada en una bóveda y solo es accesible para los ejecutivos top de la empresa. En 2011, el programa radial “This American Life” anunció que habían encontrado la receta en escritos de un historiador de Atlanta llamado Charles Salter, quien la había visto en documentos del fundador de Coca, John Pemberton. Además del extracto de coca, la fórmula incluye aceite de limón, aceite de canela, aceite de nuez moscada y caramelo. Coca-Cola insiste con que esa es una versión vieja de la receta.

  1. La mejor Coca-Cola es la de McDonald’s

Ya desde 1955 Coca-Cola y McDonald’s han sido socios. En aquel año, Ray Kroc, dueño de la marca de comida rápida, se contactó con Coca para la provisión de gaseosas en su creciente cadena de restaurantes. Desde entonces trabajan codo a codo, e incluso desarrollan productos juntos (como los Smoothies). Pero lo mejor parece ser la bebida misma: de acuerdo con el New York Times, Coca-Cola envía su jarabe a los locales de McDonald’s en contenedores de acero inoxidable y no en las bolsas de plástico que usan otros proveedores. Esto hace, dicen, que la Coca de McDonald’s sea la más fresca y deliciosa.

(Fuente: Mental Floss)

Eurostile: la tipografía del futuro

tipografia

Algunas películas de ciencia ficción nos prometieron autos voladores, otras no. Según ciertos filmes, en el futuro todos nos vamos a vestir del mismo modo, según otros no. Pero lo que sí parecen asegurar todas las obras del género, es que en el futuro solo se va a usar una tipografía: la Eurostile.

La fuente fue creada por el diseñador italiano Aldo Novarese en 1962. Por qué será adoptada por el mundo en las próximas décadas, no se sabe. Pero aquí están las pruebas:

 

alien 3

Alien 3

back to the future

Back to the Future

big hero 6

Big Hero 6

District 9

District 9

edge of tomorrow

Edge of Tomorrow

Elysium

Elysium

Johnny Mnemonic

Johnny Mnemonic

Jurassic World

Jurassic World

Pacific Rim

Titanes del Pacífico

Robocop

Robocop

star trek discovery

Star Trek: Discovery

starship troopers

Starship Troopers

the incredibles

Los Increíbles

total recall

Total Recall

Walle

Wall-E

(Fuente: Cracked)